Ciberataques: Donald Trump debe reunirse con los jefes de inteligencia

0
153

Responsables de los servicios de inteligencia de EE.UU reiteraron ante una comisión del Senado que Rusia interfirió, con ciberataques, en la campaña presidencial. Donald Trump rechaza estas alegaciones.

586d3e4a1c689938f93bd64d_o_f_v3

Lo había dicho en otras instancias. Este jueves James Clapper, el coordinador de las 17 agencias de inteligencia de Estados Unidos, lo repitió fuerte y claro frente a la comisión del Senado que investiga las ciberamenazas extranjeras: “Rusia claramente asumió operaciones de espionaje cibernéticas de gran envergadura.” “Rusia no cambió ningún conteo de votos o algo por el estilo, no hay forma de medir el impacto que [la divulgación de los correos electrónicos de Hillary Clinton] haya podido tener en las decisiones de los electores”, puntualizó ante los senadores. Sin embargo, este espionaje y la publicación de estos datos constituyen “una pesada decisión política”, una iniciativa de “gran gravedad”, consideró Clapper.

De acuerdo con el jefe de las agencias de inteligencia, se trató de una “campaña polifacética” en la que el pirateo informático fue “solamente una parte, ya que también incluía propaganda clásica, desinformación y noticias falsas”.

Clapper también tuvo palabras para el electo presidente Donald Trump, que en los últimos días volvió a cuestionar las conclusiones de las agencias estadounidenses y las sanciones que adoptó Obama contra Rusia tras los informes de dichos expertos.

“Hay una diferencia entre un escepticismo saludable y la denigración. Creo que tener confianza en las agencias de inteligencia es crucial”, afirmó James Clapper que este viernes deberá repetir su informe esta vez frente al escéptico Trump. Al respecto, el Republicano volvió a acusar a la “prensa deshonesta” señalando que “miente para hacer creer que estoy en contra de la inteligencia cuando en realidad soy un gran fan”, escribió en las redes sociales. Trump negó además estar de acuerdo con el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien niega la autoría rusa de las filtraciones sobre las comunicaciones de Clinton que publicó su plataforma.